Alimentos de Temporada: La Almendra

[custom_frame_right]Almendra[/custom_frame_right]

Hoy en alimentos de temporada le dedicaremos el día a la almendra. Sus propiedades nutritivas hacen de la almendra un alimento especialmente bueno y, por ello, trataremos todos sus nutrientes de forma exhaustiva:

Nutrientes de la almendra

[custom_list style=»list-10″]
  • Proteínas: las proteínas de la almendra son de fácil asimilación y completas en cuanto a aminoácidos esenciales. Contiene altas cantidades de proteína (18,71g/100g). Se trata de una cantidad muy alta de proteína si se tiene en cuenta que se trata de un producto vegetal, y que está a la par con la carne y el pescado, que contienen entre 15 y 20 gramos de proteínas por cada 100g.

  • Grasas: más de la mitad del peso de la almendra está formado por grasas. Predominan los ácidos grasos monoinsaturados (33,09%) y poliinsaturados (12,86%), entre los que destaca el linoleico, que desempeña importantes funciones en el sistema nervioso.

  • Hidratos de carbono (azúcares): las almendras contienen una cantidad menor de este nutriente (5,36%), por lo que conviene complementar las almendras con pan o con frutas dulces desecadas (uvas, pasas, higos, etc.).

  • Vitaminas: las almendras son relativamente ricas en vitaminas B1, B6 y sobre todo, en vitaminas E (26,15mg/100g). También dispone de vitamina C, aunque su contenido es muy bajo (0,6mg/100g).

  • Minerales: las almendras son uno de los alimentos vegetales más ricos en calcio (252mg/100g) y fósforo (454mg/100g). Contienen también cantidades importantes de magnesio (270mg/100g), potasio (835mg/100g) y hierro (4,1mg/100g). Sin embargo, hay que tener en cuenta que se ha demostrado que una dieta alta en fósforo, como por ejemplo puede ser la dieta rica en carnes, produce una disminución de la absorción intestinal de calcio. Asimismo, grandes cantidades de proteínas hacen que se pierda calcio por la orina.

  • Oligoelementos: al igual que otros frutos secos, las almendras son muy ricas en cinc (3,2mg/100g), selenio (3,5mg/100gramos) y magnesio (270mg/100gramos), oligoelementos que desempeñan funciones indispensables en nuestro organismo.

[/custom_list]

Recomendaciones

Los dietistas-nutricionistas de Idou Psicología, os recomiendan poner especial atención a la inclusión de la almendra en vuestras dietas en los siguientes casos:

[custom_list style=»list-10″]
  • En casos de estrés, apatía, fatiga intelectual o física. El equilibrio adecuado en sangre entre los iones de calcio, magnesio y potasio, ayuda a conservar el tono muscular y evita la irritabilidad nerviosa. La deficiencia de niveles de calcio en la sangre produce estado de nerviosismo. Por ello la almendra es un alimento adecuado para las personas que padecen de alguno de estos síntomas. La distribución de minerales en la almendra es muy adecuada para lograr un funcionamiento estable del sistema nervioso. Además, su riqueza en fósforo y en ácidos grasos poliinsaturados (linoleico) favorece la producción de fosfolípidos, esenciales de las membranas celulares de las neuronas.

  • Para deportistas y aquellas personas sometidas a fuerte trabajo físico. La almendra es un alimento muy energético, tonificante y saludable.

  • Personas con afecciones cardíacas. La almendra, al ser rica en vitamina E, un potente antioxidante, evita la formación de placas de arteriosclerosis en las arterias.

  • Personas con afecciones óseas. La almendra contiene una adecuada proporción de minerales fundamentales para nuestros huesos (calcio, fósforo y magnesio). Además, la almendra es de reacción alcalina, es decir, favorece la retención del calcio. Sin embargo, los alimentos de reacción ácida como la carne, aumentan la pérdida de calcio por la orina. Todo esto hace de la almendra un alimento ideal para ser consumido por las personas que padecen de osteoporosis o de desmineralización ósea.

  • Personas diabéticas. La almendra, al contener pocos hidratos de carbono y por la calidad de sus proteínas y grasas, es un alimento muy bueno para personas que padecen diabetes.

  • Durante períodos de embarazo y lactancia. Debido a su riqueza nutricional, especialmente en minerales que el feto necesita en abundancia para su desarrollo, la almendra es un alimento ideal para las mujeres embarazadas. Asimismo, tienen un probado efecto galactógeno, es decir, favorece el aumento de la secreción de leche.

[/custom_list]

Por todo ello, ahora que conocéis más sobre las almendras y sus propiedades nutricionales, los dietistas-nutricionistas de Idou Psicología os recomendamos que la incluyáis en vuestra alimentación ¡Más aun si tenemos en cuenta que se puede complementar de mil y una formas!

¡Os deseamos un feliz puente!

Leave a Comment