La Uva (alimentos de temporada)

Alimentos de Temporada: La Uva

[custom_frame_right]La Uva (alimentos de temporada)[/custom_frame_right]

En la sección de nutrición Alimentos de temporada, le dedicaremos el día a las frutas, en concreto a la uva. En primera instancia, nos gustaría destacar que todo alimento se compone de seis nutrientes en diferentes proporciones (hidratos de carbono, grasas, proteínas, vitaminas, minerales y agua). De esta forma podemos hablar de alimentos ricos en un determinado tipo de nutriente cuando este es el principal componente, pero eso no quiere decir que solo contenga dicho nutriente. En el caso de la uva los dos principales nutrientes que destacan son los hidratos de carbono y las vitaminas, sobretodo del complejo B. Por el contrario la uva tiene un bajo aporte en proteínas y grasas. Aunque las proteínas estén en pequeña cantidad (0.72%), lo cierto es que contienen aminoácidos esenciales. Con esenciales indicamos que nuestro organismo no es capaz de sintetizarlos a partir de otros nutrientes y, por tanto, necesitamos incorporarlos a través de los alimentos.

Dicho esto, hablaremos de los nutrientes más destacables en la uva:

[custom_list style=»list-10″]
  • Hidratos de carbono (azúcares): están una proporción de entre un 15-30% cada. Los dos azúcares más abundantes en la uva son la glucosa y la fructosa. Dadas sus características químicas les llamamos monosacáridos o azúcares simples, y tienen la propiedad de pasar directamente a la sangre sin la necesidad de ser digeridos.

  • Fibra: la uva contiene alrededor de un 0.8% de fibra vegetal de tipo soluble (pectina), cantidad relativamente importante tratándose de una fruta fresca.

  • Vitaminas: con sus 0.11mg cada 100g de vitamina B6, la uva es una de las frutas frescas más ricas en dicha vitamina, superada tan solo por frutas tropicales como el aguacate, el plátano, el mango, la chirimoya o la guayaba. También predominan las vitaminas B1, B2 y B3. Estas vitaminas cumplen entre otras funciones, la de metabolizar los azúcares. También contiene vitaminas como la provitamina A, vitamina C y la vitamina E.

  • Minerales: El potasio, el cobre y el hierro son los minerales más abundantes en la uva, sin embargo, también contiene calcio, fósforo y magnesio.

[/custom_list]

La uva contiene numerosas sustancias químicas, que no pertenecen a ninguno de los grupos de nutrientes clásicos, pero que ejercen numerosas funciones en el organismo. A estas sustancias se las conoce como elementos fitoquímicos:

[custom_list style=»list-10″]
  • Ácidos orgánicos (tartárico, málico, cítrico, entre otros): son los responsables del sabor ligeramente ácido de la uva. Estos ácidos producen la alcalinización de la sangre. La alcalinización de la sangre y de la orina facilita la eliminación de los residuos metabólicos que en la mayor parte son de tipo ácido, como por ejemplo el ácido úrico.

  • Otros: flavonoides, resveratrol y antocianinas, que actúan como potentes antioxidantes preventivos de afecciones cardiovasculares.

[/custom_list]

En general, podemos decir que la uva es una fruta que aporta energía y favorece el buen estado de nuestro organismo. Además de ser laxante, antioxidante, diurética y antianémica. Por todo ello, es especialmente recomendable para aquellas personas que padecen de afecciones cardíacas, hepáticas, intestinales, renales, gota y exceso de ácido úrico.

En conclusión, incorporar la uva a nuestra alimentación, es adecuado por todo lo ya mentado y, porque no decirlo, ¡por que son más que apetitosas!

Leave a Comment