Atlas Cerebro Humano

Atlas del cerebro humano

Un equipo de científicos europeo ha desarrollado el primer atlas de microestructuras de materia blanca del cerebro humano. Tras 3 años de investigación y 2,4 millones de euros invertidos, los científicos implicados en el proyecto CONNECT se reunieron en Paris ayer día 19 de Octubre para anunciar la conclusión del proyecto y presentar sus resultados. Los resultados de dicho proyecto permitirán avances radicales en la próxima década, en materia de neurociencia y medicina.

[custom_frame_right]Atlas Cerebro Humano[/custom_frame_right]

El atlas CONNECT combina imágenes obtenidas por resonancia magnética (IRM) de los cerebros de 100 voluntarios. Los responsables de CONNECT desarrollaron nuevos métodos de IRM con un detalle y definición nunca vistos hasta la fecha. En palabras de Daniel Alexander, miembro del comité de CONNECT en el University College of London (UCL): “el equipo en UCL ha usado los últimos modelos algorítmicos y hardware para crear nuevas técnicas de neuroimagen. Las técnicas diseñadas fueron clave para el desarrollo del atlas CONNECT”.

Hasta ahora, los equipos de investigación biomédica alrededor del mundo dependían de un atlas del cerebro realizado mediante métodos destructivos histológicos en cerebros de personas que habían donado su cuerpo a la ciencia. El nuevo atlas CONNECT simula el meticuloso proceso de examinar cada mm2 de tejido cerebral con un microscopio sin producir daño alguno. Así, la novedad clave es el mapeado de características microscópicas no medidas hasta la fecha, como el tamaño celular medio o la densidad celular. Los resultados obtenidos nos proveen de nueva información sobre el cerebro humano y sus patologías, y crean un marco estandarizado sobre el que realizar la práctica clínica y la investigación respecto del cerebro humano.

En el futuro, este atlas y las técnicas de neuroimagen usadas para su desarrollo, permitirán encontrar “huellas” dejadas por experiencias o conductas en nuestras microestructuras cerebrales y, tal vez, empezar a encontrar correlatos biológicos para ciertas emociones, sentimientos y vivencias (incluso aquellos que pueda imprimir un proceso psicoterapéutico). Así mismo, se podrán observar los cambios microestructurales causados por patologías como el Alzheimer o la Esquizofrenia, y crear mejores herramientas diagnósticas que permitan la prevención de dichas patologías.

Sin duda, uno de los avances más importantes de los últimos años en neurociencias y biomedicina en general.

Podéis acceder al informe completo de los resultados del proyecto CONNECT en este enlace.

Leave a Comment