Sabiduría y edad

Sabiduría y edad

“La sabiduría llega con los inviernos” fue una famosa cita acuñada por Oscar Wilde y ciertamente es gratificante pensar que, si bien los años no auguran nada bueno para nuestro cuerpo, si lo hacen por nuestro saber. Sin embargo ¿realmente nos hacemos más sabios con los años?

[custom_frame_right]Sabiduría y edad[/custom_frame_right]

Existen muchas definiciones de lo que supone ser poseedor de “sabiduria”, sin embargo la literatura coincide en que poseer sabiduría es el medio a una mayor capacidad para resolver conflictos. Con todo, la resolución de conflictos es un fenómeno que diverge entre culturas. Por ejemplo, la sociedad estadounidense tiende a enfatizar la individualidad y resuelve los conflictos de forma directa (la persuasión es un ejemplo de ello). Por otro lado, En Japón dan un mayor peso a la cohesión social y tienden a resolver conflictos de forma más indirecta (por ejemplo, usando la mediación a través de terceros no implicados).

En un estudio publicado en Psychological Science, el Dr. Igor Grossmann de la Universidad de Waterloo (Canada), ha estudiado como la resolución de conflictos y, por tanto, la sabiduría asociada a la misma, divergen entre ambas culturas Japonesa y Americana. La hipótesis de partida afirmaba que los japoneses, que suelen socializarse a través de la harmonía interpersonal, serían mejores en la resolución de conflictos en su vida temprana. Los americanos, por otro lado, debido a su individualismo, experimentan conflictos a lo largo de todo su ciclo vital y realizan su aprendizaje de forma continua, mostrando una mayor sabiduría en edades tardías.

Mediante entrevistas y cuestionarios, los investigadores establecieron seis características de un “razonamiento sabio”:

[custom_list style=»list-10″]
  • Considerar la perspectiva de otros

  • Reconocer la capacidad de cambio

  • Reconocer múltiples posibilidades

  • Reconocer los límites del conocimiento propio

  • Ser capaz de comprometerse

  • Predecir la resolución de un conflicto

[/custom_list]

Tal como Grossman y sus colegas auguraron, al resolver conflictos los japoneses jóvenes y de mediana edad mostraban una mayor sabiduría que los americanos de la misma edad. A edades tardías, los japoneses seguían puntuando más alto que los americanos, pero esta diferencia era mucho más pequeña. Resulta interesante que, mientras que para los americanos una mayor edad estaba asociada a una mayor sabiduría, para los japoneses no existía tal relación.

El estudio concluye que el desarrollo humano no se disocia de la cultura aun en edades tardías y, por ello, “la sabiduría puede llegar con los inviernos” para los americanos, pero no para los japoneses. Por tanto, los estudios trans-culturales, si bien son interesantes, no pueden separarse de la psicología del desarrollo (al fin y al cabo integramos la cultura con nuestros aprendizajes).

Por último, cabe mencionar que la resolución de conflictos es una cualidad que se preserva con la edad y que sirve de contrapunto a los estereotipos imperantes sobre el envejecimiento. Cabe recordar que ha sido en los últimos 100 años en que las sociedades occidentales hemos desarrollado cierto menosprecio por la vejez y que anteriormente, la persona madura y en edades tardías ha sido símbolo de saber, sinónimo de respeto y objeto de aprecio.

Leave a Comment